Fuente: sherweb.com

Hace una década todo el mundo llenaba sus estanterías con CDs. Era la novedad tras haber pasado por los vinilos y las cintas de doble cara. Tener un pequeño disco con el rostro de nuestro cantante favorito y poder llevarlo en un discman o escucharlo en la mini-cadena parecía lo máximo que se podía conseguir.

Con el auge de Internet y las descargas de música, se popularizó el formato mp3 de la mano de Napster. Tener dos centenares de canciones en un disco en el que anteriormente sólo cabían 12 suponía un ahorro y la comercialización de cedés vírgenes se disparó exponencialmente. Las grabadoras de discos para ordenador se vendían igual que los CDs para grabar. Todo el que compraba un ordenador nuevo lo hacía con dos entradas para introducir compact disc; el lector de CDs y la grabadora. El valor añadido de todo ello era poder hacerse un disco con las canciones preferidas.

Años después, las redes Peer to peer (P2p) se hicieron populares a la vez que en cada hogar se instalaba una costosa banda ancha de acceso a la Red. Redes P2p como Kazaa, Ares Galaxy o Emule consiguieron que millones de personas en todo el mundo compartieran archivos de música gratuitamente. A ello se unió la popularidad de los reproductores portátiles de mp3 y, posteriormente, los mp4, los cuales unen imagen y vídeo a la ya existente reproducción de audio.

Pero los tiempos cambian y los usuarios parece que se están empezando a hartar de la baja calidad de los mp3 achacada a la pérdida de calidad sonora respecto al formato original de los discos compactos. Al mp3 como archivo independiente le ha salido un duro competidor, las redes sociales.

Logotipo de MySpace.com

Sitios web como Imeem, Last.fm o MySpace son redes sociales que permiten a cualquier persona, grupo o cantante solista subir sus canciones para darlas a conocer al mundo. La redes sociales de Internet que se centran en la música son concebidas como sitios web de interacción social compuestos por perfiles personales de usuarios (cantantes o grupos) que incluyen redes de seguidores, foros temáticos sobre estilos musicales, fotografías de conciertos, vídeo-clips y, por supuesto, música. Como valor añadido, poseen una red interna de mensajería que permite interactuar a los diferentes grupos y solistas con otros y también con sus fans.

Todo ello lo realizan de manera gratuita. Los musicos y cantantes saben que, salvando alguna excepción, las nuevas generaciones no se gastarán 12 o 15 euros en un disco. De ahí que estén reconduciendo sus estrategias de mercado hacia la Red. Colgando material para que pueda ser escuchado -recordemos que estas redes sociales ofertan música en alta calidad pero sin posibilidad de descarga- y obteniendo beneficios económicos a través de los conciertos y la venta del disco que suele traer adjunto un libro, dvd, postales, pegatinas u otro regalo en una caja; incluso entradas para conciertos o un código de acceso a contenidos exclusivos de la página de Internet. El grupo Amaral sacó a la venta su último disco “Gato Negro, Dragón Rojo” adjuntando diversidad de regalos al CD para conseguir vencer a la piratería en Internet.

Un servicio online en el que no cabe cualquier grupo como en las redes sociales es Spotify. Iñaki Ellakuría, periodista del diario La Vanguardia, hace un brillante análisis de la situación actual de la música en la Red, haciendo preguntas como “¿Cuántos discos ha comprado usted en lo que va de año? ¿Cuántos discos compró en el 2008? ¿Y en el 2007?”. Sin duda, las respuestas son evidentes. Hoy en día las discográficas son las más perjudicadas en este sentido, ello lo demuestra un estudio del diario Times y cuyo gráfico vemos a continuación. En él, la línea roja representa la evolución económica de las discográficas.

Fuente: timesonline.co.uk

Fuente: wordpress.com

Pero no sólo de subir sus maquetas a la Red viven los grupos y cantantes. Ya hemos hablado de los conciertos. También es importante la presencia de músicos y artistas en redes sociales no explicitamente musicales como son Facebook, Twitter o Tuenti. En ellas cabe la posibilidad de crearse un perfil, agregar “amigos” y auto-publicitarse a través de invitaciones a conciertos o intercambiando opiniones siguiendo el estilo de los foros. Es una manera de ahorrar mucho dinero en costosas campañas de publicidad.

Pese a este gran número de ofertas y diversos sitios web y plataformas, parece existir lugar para todos en una armoniosa convivencia. Hace menos de un mes, el director general de MySpace, Christopher Moser, defendió la “sana competencia” existente en el mercado musical de Internet afirmando que “cualquier apuesta por la música es una buena noticia”.

El profesor universitario y periodista venezolano Enrique Vásques ofrece una serie de datos sobre la situación actual del auge de las redes sociales en Internet. Expone que “cada minuto se suben 13 horas de videos a Youtube; hay 13 millones de artículos en Wikipedia; hay más de 3.600.000.000 de fotos en Flickr; la cantidad de usuarios en Twitter aumentó 1382% entre enero y febrero 2009 y se escriben más de 3.000.000 de tweets diarios; en Facebook la gente gasta más de 5.000.000.000 millones de minutos al día”. Son importantes cifras que muestran la situación que estamos viviendo.

Internet ya ha cambiado la forma de concebir la música. En pocos años nadie pagará por un CD en las tiendas. Los cantantes y grupos darán más del 100% en los conciertos y será allí, y a través de la venta de canciones en la Red, donde obtendrán beneficios.

Entrevista

Nacho7azul ha compuesto más de 120 temas desde que se dedica al mundo de la música

Afirma que la música que sale de su guitarra está influenciada por grandes grupos como Incubus, Oasis o Foo Fighters. “De Fin De Semana” ha entrevistado a Nacho7azul, guitarrista y cantante de la banda madrileña Deep Into. Acordes y melodías alternativas, indies y acústicas que alcanzan el alma del que las escucha y le sumergen en el más luminoso y excitante viaje hacia el interior de su ser.

– ¿Cuándo fue la primera vez que tocaste la guitarra?

Creo que toqué la primera vez la guitarra  antes de tener 15 años.

– ¿Recuerdas el momento?

Sin duda. Fue una mañana antes de ir al colegio cuando cogí la guitarra olvidada de mi padre e hice sonar un par de notas que debieron de hacerlo muy bien porque puedo recordar que dije “¡Cielos, sé tocar!” y me fui a clase orgulloso de mi nueva gloria.

– Nombras la guitarra olvidada de tu padre. ¿Fue él quién supo que tenías talento para la música?

No, fue mi madre quien intuyó con un séptimo sentido algún talento secreto escondido dentro de mí. Y como todo hijo, pasé de ella. Pero al final, resulta obvio, lo reconsideré, aunque a veces siento que ella se arrepiente de su descubrimiento. ¡Lo siento mamá!

– ¿Conservas esa primera guitarra que vio nacer el talento de Nacho7azul?

No. Tras mis primeros pasos en el mundo de la música, mi padre me compró mi primera y, hasta este día, única guitarra. Hace ya casi 15 años.

– ¡15 años!, ¿no es momento de cambiarla por una nueva?

Me gusta el sonido de mi guitarra. Se dice que la guitarra es como el vino. Envejece a través del tiempo y mejora sonido y sabor.

– ¿Y se cumple y aprecia este símil vinícola en la música de Nacho7azul?

Estos años han sido productivos. He tocado con mucha gente, amigos y varios grupos. Nunca creí que compondría casi 120 temas por el momento, más aún hace 10 años, cuando escribí Angel Wings. Al principio sabía seguro que quería escribir al menos una canción sobre Dios, el amor y una tercera acerca del terrorismo.

– ¿Cuál es el presente y futuro de Nacho7azul?

Son tiempos de incertidumbre en mi vida. Estoy intentando implementar todo esto en mi banda, Deep Into, como cantante, único guitarrista y compositor con los hermanos Simón a las bajas frecuencias y a los compases. Siempre habrá proyectos en paralelo, perpendicular y oblicuo a los que estaré atado para liberar y permitir que mis emociones interiores salgan en estados de ánimo acústicos o eléctricos.

Cartel Congreso. Fuente: http://www.unescoandalucia.org

Granada acogerá el I Congreso Internacional de Poesía y Música para la Paz los días 26, 27 y 28 de noviembre. Un encuentro organizado por el Centro UNESCO de Andalucía que tendrá lugar en el Teatro Isidoro Máiquez de CajaGranada y que contará con la presencia de grandes figuras nacionales e internacionales de la poesía y de la música.

El evento fue presentado el pasado viernes 20 de noviembre en la sede de la Asociación de la Prensa de Granada. En dicho acto, Miguel Carrascosa, presidente del Centro UNESCO de Andalucía, afirmó que “actualmente hay 67 guerras en el mundo y es necesario multiplicar las ocasiones para hacer de la palabra, del verso y, sobre todo, de nuestras actitudes, un instrumento al servicio de la paz”.

Los objetivos de este primer congreso son el ser portavoz de paz y transmisor de un mensaje universal de esperanza y solidaridad; demostrar, con razones, que la paz es posible entre los pueblos, los hombres y las culturas; y poner de manifiesto la importancia de la poesía y de la música como cauces idóneos para conseguir este anhelado propósito.

La Reina Sofía presidirá el Comité de Honor de este congreso que cuenta con el patrocinio de la Junta de Andalucía, la Fundación Cultura de Paz y la Universidad de Granada, entre otras instituciones.

Si hace unas semanas hablábamos de Spotify y la posibilidad de poder escuchar online, previo registro, miles de discos y canciones de forma gratuita y legal; ahora Promusicae, entidad que reune a las principales discográficas, ha copiado la idea pero sin registro y ha creado un sitio web que permite escuchar las listas de venta y descubrir las novedades musicales.

Parece que la batalla por el nicho de la música legal en Internet no ha hecho más que comenzar. Las discográficas, los usuarios y los artistas se juegan mucho, cada cuál por su lado, en este sentido. Las grandes multinacionales de discos y los cantantes cada año pierden millones de euros a causa de la descarga y venta ilegal de copias piratas. Al otro lado se encuentran los usuarios que desde hace unos años se han acostumbrado a no pagar ni un euro por una nota musical.

Pero hay amplias diferencias entre Spotify y Promusicae. De fin de Semana ha probado ambas aplicaciones y es facil decantarse por la primera. Ya exaltamos en un post anterior las virtudes de este software así que aportaremos datos sobre la neonata web.

Promusicae ha optado por crear la web El Portal de la Música. En ella ofrece un interesante, aunque limitado, listado de canciones y discos, e incluye un buscador algo complicado de usar a la hora de encontrar un tema musical concreto.

La web también aporta información anexa sobre el cantante o grupo concreto que estemos escuchando. Algo que no se convierte en un valor añadido ya que datos y biografía la tenemos a solamente un click en Google. Por otro lado, sí resulta interesante que al lado de la ficha con los datos tengamos enlaces a páginas como Youtube o iTunes. Por ejemplo, al finalizar de escuchar Looking for Paradise, de Alejandro Sanz, podremos pinchar en un enlace que nos llevará al vídeo-clip en una ventana nueva de nuestro navegador.

Interesante Promusicae pero a años luz de Spotify.

José Padilla

José Padilla, Dj residente de Café del Mar

José Padilla es un deejay (DJ), músico y productor de música ambiental. Es conocido por su trabajo como DJ residente en el Café del Mar, un bar localizado en San Antonio de Portmany, en la costa oeste de Ibiza. Padilla es considerado uno de los responsables por la popularización de la música electrónica Chill Out.

El Café del Mar es famoso por la selección de su música para los atardeceres ibicencos. Cada atardecer, centenares de personas se reunen en torno a él, tomando un refresco o recostados en la arena de la playa, para contemplar cómo el mar engulle al sol. Todo este ritual es acompañado de música chill out, pinchada por diversos deejays entre los que destaca José Padilla. (más…)

SpotifyCada vez hay más gente que habla de Spotify, una aplicación que permite la escucha de canciones a través de streaming. El hecho de poder escuchar miles de temas musicales en alta calidad de sonido y no descargar música en el ordenador ha motivado que grandes discográficas como Universal, Sony o Warner ya hayan firmado acuerdos para ceder buena parte de su material. ¿Ha llegado el final de las descargas ilegales?

Hace años en muchas conversaciones se escuchaban neologismos como Ares, Emule o Kazaa. Era el nacimiento de las Peer to peer (P2P), una red global de ordenadores conectados entre sí que compartían simultáneamente informaciones como vídeos, música, etc. Hoy millones de personas en todo el mundo siguen descargando archivos a través de estas redes. (más…)

Imagen del grupo de música Dipiù

La música del grupo madrileño Dipiù ha sonado en series de Antena 3

Miles de grupos noveles de música cuelgan en la red social MySpace sus canciones en busca de cazatalentos, discográficas y productores musicales. Internet ha conseguido que muchos músicos y artistas se puedan dar a conocer sin desembolsar un euro.

Desde que fuese creada en 2003, la red social ha elevado al estrellato a algunos y contados modestos grupos musicales. Según la última estadística, el número de usuarios de este sitio web supera los 200 millones, de los que un alto tanto por ciento de ellos son grupos de música. (más…)